(EFE News).- La Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA) calificó este martes de “extremadamente decepcionante” el anuncio del Gobierno del presidente Joe Biden sobre la aplicación de la remoción expedita a “ciertos grupos familiares”, e instó a suspoender la medida.

El presidente de AILA, Allen Orr, valoró en un comunicado que el nuevo anuncio de la Administración demócrata es “extremadamente decepcionante” ya que el presidente Biden se ha comprometido a tratar a todos los migrantes con humanidad y garantizar procedimientos justos.

Añadió que la remoción acelerada contraviene directamente el compromiso del Gobierno de Biden “de reparar el daño causado a las familias, especialmente después de que el presidente criticara a su predecesor” Donald Trump (2017-2021) por separar a miles de familias El anuncio fue hecho por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el lunes. El Gobierno sostuvo que la “expulsión expedita proporciona un trámite legal y más acelerado para sacar a aquellas unidades familiares que no tienen razones legales para estar en Estados Unidos”.

Este martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en su rueda de prensa diaria que el procesamiento de los inmigrantes para su expulsión acelerada “es un medio legal tradicionalmente empleado para asegurar una frontera”.

Asimismo, defendió que este es “un paso” hacia el objetivo de la Administración de Biden de “tener un sistema de inmigración seguro y ordenado”.

Por su parte el director ejecutivo de AILA, Benjamin Johnson, opinó que “es hipócrita, peligroso y contrario a nuestras leyes que la Administración cierre todas las vías para que estas familias busquen asilo”.

Tanto Johnson como Orr instaron a la Administración a revertir las expulsiones expeditas “antes de que sea imposible reparar el daño causado”.

Johnson ahondó diciendo que un gran número de indocumentados ya están siendo bloqueados por el Título 42, una norma que permite la expulsión de extranjeros por razones sanitarias, y ahora estarán sujetos a una expulsión acelerada cuando busquen la única vía disponible para buscar protección contra la persecución.

La llegada de indocumentados sigue abrumando la frontera sur. Cerca de 189.000 indocumentados fueron detenidos en junio pasado en la frontera sur de EE.UU., lo que representó un incremento de 4,5 % sobre la cifra del mes anterior, que había supuesto un récord histórico de más de dos décadas. De esta cifra un poco más de 103.000 migrantes fueron expulsados por el Título 42. EFE News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.