Vista de la Habana Cuba. Foto J.Donis.

Washington, 13 abr (EFE).- El Gobierno de Cuba lleva meses sin aceptar la llegada de ciudadanos cubanos deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos, dijo este miércoles a Efe un portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de EE.UU. (ICE, en inglés).

En lo que va de año fiscal 2022 (es decir, desde octubre pasado), Cuba no ha aceptado ninguna deportación de cubanos por parte del ICE mediante vuelos comerciales o chárter desde territorio estadounidense.

Durante este tiempo, únicamente 20 cubanos han regresado voluntariamente a la isla desde EE.UU.

A título de comparación, durante el año fiscal 2021 (del 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021), el ICE deportó a 95 cubanos.

Según las cifras del organismo migratorio de EE.UU., en la actualidad hay aproximadamente unos 40.050 ciudadanos cubanos pendientes de ser deportados a Cuba al haber recibido la orden final por parte de un juez.

La negativa por parte de Cuba a aceptar deportaciones ocurre en medio de un aumento en el número de migrantes cubanos que intentan llegar de manera irregular a Estados Unidos a través de una ruta que parte desde Centroamérica y cruza el estrecho de la Florida. 

Datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU. indican que en los últimos cinco meses un total de 47.331 cubanos ingresaron irregularmente en el país norteamericano. Únicamente en febrero se registraron 16.557 entradas. 

El Gobierno de Cuba responsabiliza a Estados Unidos del incremento del flujo migratorio irregular y lo ha acusado de incumplir los acuerdos en la materia.

Sin embargo, el pasado 5 de abril, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo estar dispuesto a dialogar con su «adversario» Estados Unidos, pese a las históricas diferencias entre ambas naciones. 

«No necesitamos tampoco la confrontación para existir, como piensan algunos tontos», escribió Díaz-Canel en Twitter al citar una frase del expresidente cubano Fidel Castro. 

Ambos países comenzaron en 2015 un acercamiento, conocido como «deshielo», durante el último mandato de Barack Obama (2009-2017), pero fue revertido con la administración del republicano Donald Trump (2017-2021). 

Trump endureció las sanciones económicas contra la isla y paralizó gran parte de las medidas tomadas por su antecesor demócrata. 

Tras su llegada a la Casa Blanca en enero de 2021, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que revisaría las políticas aplicadas por Trump. 

Sin embargo, Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de Biden, afirmó en noviembre pasado que las «circunstancias cambiaron» en la política hacia Cuba tras las protestas del 11 de julio, y que fueron reprimidas por las autoridades. 

Ese día, miles de cubanos salieron a las calles de forma espontánea para reclamar más libertades y un cambio político en unas protestas que se saldaron con centenares de detenidos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *