Louisville Ky.- Una de las denominaciones protestantes más grandes del país, la Convención Bautista del Sur, y su seminario en Louisville, recibieron una demanda por abuso sexual y denigrar a sobrevivientes de abuso sexual por parte del clero durante más de dos décadas. 

El recurso legal iniciado por Hannah Kate Williams, alega que la institución falló en protegerle a ella y otros niños, del abuso de su padre, James Ray Williams, un pastor empleado por la organización.

La demanda establece a Hannah Kate Williams como demandante y al acusado James Ray Williams como el demandado.

La acusación fue interpuesta el viernes en contra de “The Southern Baptist Convention Lifeway” (SBTS), la Convención Bautista del Sur y sus entidades afiliadas sin fines de lucro, el Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur (EC) y el Seminario Teológico Bautista del Sur (SBTS). 

Edificio del Seminario Teológico de la Iglesia Bautista del Sur, en Louisville KY.

La demanda alega que el exestudiante del seminario en Louisville, Kentucky y empleado de LifeWay, James Ray Williams, tuvo una conducta sexual ofensiva, abuso físico e ilegal contra la señora Williams, quien es hija del acusado. 

También acusa a la SBTS por negligencia y no proteger a la señora Williams y otros niños, que estaban bajo cuidado del acusado, incluso cuando la organización ya se había enterado del abuso del empleado. 

Además de haberle fallado, la demanda acusa a los líderes de la iglesia de involucrarse en esfuerzos concertados para desacreditarla, maldecirla y amenazarla, cuando la demandante intentaba obtener compensación por el abuso.

La acusación dice además que el abuso físico inició cuando la señora Williams tenía apenas 4 ó 5 años. El acusado la sostenía bajo el agua en la tina del baño durante periodos largos de tiempo para “bautizarle de sus pecados”. La documento describe que el acusado realizaba este tipo de castigos físicos y psicológicos con algunos o todos sus otros hijos. 

El abuso sexual comenzó cuando ella tenía ocho años en un campamento de Verano de SBTS.

Cuando la Sra. Williams reportó el abuso, el acusado dijo que había sido una idea provocada por el miedo extremo al agua, que en ese entonces tenía la niña. A pesar de que el acusCuando la señora Williams reportó el abuso, el acusado dijo que había sido una idea provocada en el miedo extremo al agua. A pesar de que el acusado trabajaba con más niños e hijos mas pequeños, la SBTS no tomó ninguna acción cuando recibió la queja de la señora Williams. 

A sus 24 años, la Sra. Willimas hizo un segundo intento para reportar la conducta del acusado, con otra persona de mayor rango en la SBTS. De nuevo la organización no tomó ninguna acción correctiva o interna para investigar o reportar el abuso a las autoridades de la ley.

La demanda agrega que la SBTS permitió que el demandado siguiera trabajando en distintas posiciones y lugares. Años después cuando la demandante intentó buscar compensación por los años de abuso sufrido, la Convención Bautista del Sur y el EC se involucraron en acciones concertadas para socavar su credibilidad, maldecir su carácter y amenazarla a través de las redes sociales ((YouTube, Facebook, Twitter) y en varios actos públicos de la iglesia.

La demanda dice que el acoso de los miembros y de la Convención Bautista del Sur llegó a un punto tan extremo, que oficiales de la policía de Lexington, llegaron para patrullar su casa.

Me amenazaron, la iglesia no solo me culpó a mi, sino que alentaron el sentimiento de la gente en mi contra, usaron mentiras como arma, usando lenguaje abusivo para censurarla, al punto que necesitó la protección de la policía.

HaNNAH K. WILLIAMS.

La firma de abogados, solicitó en el comunicado de prensa, cualquier información sobre el demandado James Ray Williams, o cualquier persona que haya sido víctima de abuso en la organización Southern Baptist Convention, llamar a Bahe Cook Cantley & Netzer al (502) 587 2002. O a la línea de llamadas urgentes de la firma Bucci & Kent 855-382-3385

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Ni juicio merece, pena capital directa y de ser posible aplicar cualquier método no ortodoxo que le cause el mayor sufrimiento posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.