Un tanque para el almacenamiento de agua fue registrado este domingo, delante de la columna de humo generada por el incendio en un depósito de combustible, en Matanzas (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa

La Habana, 8 ago (EFE).- El combate del grave incendio industrial en unos grandes depósitos de combustible en Matanzas (occidente de Cuba) sigue este lunes tras la incertidumbre desatada por la gran explosión que se produjo poco antes de medianoche.

Según las últimas evaluaciones, este suceso —con una llamarada que se elevó decenas de metros— se debió al colapso del segundo depósito afectado por las llamas. Las instalaciones constan de 8 tanques de 50.000 metros cúbicos cada uno.

En un primer momento, los medios oficiales indicaron que la explosión se debía a que el incendio había alcanzado a un tercer tanque.

El gobernador de Matanzas, Mario Sabines Lorenzo, aseguró que «el propio tanque dos, el mismo que estaba ya incendiándose» fue el que provocó la explosión al rajarse y derramar «todo el combustible», según recogieron medios oficiales.

El tercer tanque, reconoció, está en peligro. Desde primera hora de la mañana varios helicópteros del ejército están refrescando la zona con agua de mar.

El derrame del combustible provocó que ardiera la maleza circundante, así como varias instalaciones industriales próximas. Los daños no se han evaluado.

Este lunes se espera que entre en funcionamiento una potente bomba de agua, parte de la ayuda venezolana, para bombear un agente químico que contribuiría a apagar las llamas.

DAMNIFICADOS

Al menos tres personas, según medios oficiales, resultaron heridas en esta fuerte explosión, según el primer recuento no oficial.

Hasta el momento, el balance humano de este incendio industrial es de un muerto, 16 desaparecidos y 122 heridos, con 7 personas en estado crítico o grave.

Los desaparecidos son principalmente bomberos que fueron sorprendidos por la explosión del segundo depósito cuando estaban trabajando en primera línea para atajar el fuego en el primero. La recuperación de los cuerpos no comenzará hasta que se extingan las llamas, explicó el Gobierno cubano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.