Desde la izquierda, las estudiantes cofundadoras de la primer hermandad de estudiantes latinas en UofL, Gamma Phi Omega International Sorority, Itzel Bernabé, Diana Rivas, Mariana Hernández, Miguelle Rodríguez y Ashely Aguilera. Foto Jose Neil Donis.

Louisville Ky.- Con mucho entusiasmo y proyectos por desarrollar, la Gamma phi Omega International Sorority – una hermandad de estudiantes latinas de la Universidad de Louisville (UofL)- se formó a principios de diciembre del año pasado. Su primera reunión pública fue el 3 de septiembre, a la cual asistieron más de una docena de estudiantes.

Las hermandades de estudiantes son muy comunes en Estados Unidos y cada una tiene diferentes propósitos y metas. Para alcanzar esos objetivos se organizan eventos y actividades de todo tipo.

Es la primera vez que una iniciativa de este tipo arranca con fuerza, por lo que sus promotoras no dudan en calificar a este momento de “histórico”, ya que permitirá ayudar a más alumnos que llegan a las aulas sin la orientación suficiente. 

Para un estudiante recién graduado de secundaria el llegar a un ambiente universitario puede resultar intimidante. Muchas veces no conoce a nadie, no sabe cómo funciona el sistema o todavía no ha definido qué carrera estudiar. 

Son varios los retos que les esperan, como aprender a navegar en los programas para aplicar a ayuda financiera o que ofrecen una guía para trabajar y estudiar al mismo tiempo, con el fin de sostener la vida académica.

Todos estos desafíos son muy difíciles de sobrellevar sin una red de respaldo, más aún para los estudiantes latinos en Kentucky. Varios llegan por primera vez a la universidad sin una experiencia previa en sus familias, puesto que es muy común que entre los parientes más cercanos no exista ninguna experiencia de la vida universitaria.

Las fundadoras y su espíritu solidario

La Gamma phi Omega International Sorority se enfocará en apoyo para estudiantes, servicio comunitario y conciencia cultural.  

“Estuve en otra universidad anteriormente, pero no había estudiantes latinas o un grupo de apoyo latino en donde te sintieras bien. Creo que en esa universidad la intención era mostrar números o verse bien solo para proyectar la imagen de diversidad. Pero, en realidad, no era un ambiente en el que como estudiante latina te sintieras bien. Por eso me cambié”, dice Ashley Aguilera, de origen mexicano, estudiante de Sistemas de Computación y cofundadora de la nueva hermandad.

Estudiantes de la nueva hermandad estudiantil latina en la Universidad de Louisville, Gamma Phi Omega International Sorority. Foto J.Donis.

Mariana Hernández, quien estudia para ser enfermera pediatra, también de origen mexicano, cuenta que, previamente quiso estar en una hermandad de estudiantes latinas, pero que no la encontró. 

“Al llegar a UofL y ver que había más comunidad pensé que quizás se podría hacer algo”, recuerda Mariana, quien también es cofundadora de la primera hermandad de estudiantes latinas en la UofL.

“Tener un grupo de hermanas estudiantes es necesario para poder orientarte a obtener recursos, con el fin de ser una mejor estudiante y, eventualmente, ayudar más a nuestra comunidad”, agrega.

“Queremos lograr que lleguen más estudiantes latinas. En lugar de ir a otra universidad, nos gustaría que al venir acá se sientan cómodas y puedan crecer”, señala Itzel Bernabé, de origen mexicano, estudiante de psicología y también cofundadora de la hermandad.

“Tuvimos nuestra primera reunión de interés, y llegaron varias para saber más. Casi todas dijeron estar emocionadas de poder estar con más latinas. En realidad, esta también es una manera de abrir el camino y animar a que más mujeres vengan a la Universidad. Es un lujo que en la comunidad latina no se ve mucho, porque siempre tenemos que trabajar y no tenemos tiempo para disfrutar y vivir la vida de estudiante universitario”, explica Itzel .

Mariana destaca la invitación a más mujeres. “Queremos que las estudiantes que se unan tengan las mismas metas que nosotras. Queremos que tengan el compromiso de venir a eventos y representarnos. Al final del día, queremos una comunidad latina más grande y que nos apoyemos, tanto nosotras a ellas como las estudiantes a nosotras”.

Las fundadoras de la hermandad no temen a ser una minoría en Louisville y, por el contrario, muestran su orgullo y ganas de trabajar. “Pienso que la comunidad latina es chica, pero por ello mismo es importante ser parte de algo como esto para mostrar que sí podemos. No hemos tenido ese tipo de representación antes y este es un paso importante. Al final, lo de fondo es graduarse y poder ingresar al mundo en el que seamos latinas con títulos, ya que somos apenas el 4% de las mujeres con maestría. Poco a poco, iremos teniendo más impacto”, finaliza Hernández.

Karina Barillas, directora del Centro La Casita, es una de las primeras estudiantes latinas que se graduó de la Universidad de Louisville hace varios años. 

“Tuve la oportunidad de haber participado en la ceremonia de inauguración de la primera sorodidad latina en la Universidad de Louisville. Como latina, es un gran orgullo para mí que nuestras jóvenes estén tomando esta iniciativa. Mi invitación es para seguir celebrando nuestras culturas, apoyando, trabajando y, sobre todo, creando legados de inclusión, justicia y equidad.

Estudiantes cofundadoras de la primera hermandad estudiantil Latina en UofL, Gamma phi Omega International Sorority.

Ashley Aguilera: estudia computer information systems, tiene un grado menor en psicología y en negocios internacionales. 

Mariana Hernández: estudia enfermería y quiere ser una enfermera con práctica certificada en pediatría. 

Michel Rodríguez: estudia educación y quiere ser maestra.

Itzel Bernabé: estudia psicología y tiene un grado en negocios.

Diana Rivas: Tiene un grado en idioma español y estudia para ser doctora.

¿Qué es una hermandad universitaria?

Una hermandad es una organización en un campus universitario cuyo propósito es fomentar la amistad y la comunidad, entre otras cosas. Las mujeres se unen a una hermandad y los hombres a una fraternidad. Tanto en Estados Unidos como en Canadá existen sucursales de diferentes hermandades y fraternidades en distintas universidades. 

Cada hermandad tiene sus propios objetivos, reglas y expectativas, pero generalmente son similares. La membresía a una hermandad de mujeres se obtiene si puede demostrar que tiene las cualidades que se ajustan a sus requisitos específicos. Las cualidades suelen basarse en cosas como su personalidad, logros académicos, participación en la comunidad y actividad en el campus.

Muchos nuevos estudiantes universitarios buscan unirse a una hermandad o fraternidad, ya que proporciona un sentido de comunidad y da espacio para que los estudiantes formen vínculos y amistades. Pertenecer a una se asocia con cierto tipo de estilo de vida, lo que puede ayudar a los estudiantes a sentir que encajan en algún lugar o ayudarlos a integrarse en la vida del campus.

¿Cuál es el propósito de una hermandad?

Además de proporcionar un espacio para que los nuevos estudiantes se reúnan con amigos de ideas afines, las hermandades de mujeres tienen un propósito mayor para sus miembros.

Mientras se pertenece a una hermandad o fraternidad y se está en la universidad, los estudiantes se sienten parte de una comunidad, una hermandad o una fraternidad. Este sentido de comunidad puede tener un impacto positivo en su educación general cuando se enfrenta al estrés de la vida universitaria.

Además, las hermandades de mujeres también establecen un alto estándar para el rendimiento académico y el comportamiento, lo que significa que los miembros son responsables de su desempeño y acciones.

Pertenecer a una hermandad también proporciona una red invaluable a la que los miembros tienen acceso durante toda su vida. A las integrantes de la hermandad de mujeres a menudo se les anima a ayudarse unas a otras, especialmente cuando se trata de sus carreras. Esta oportunidad de establecer contactos puede abrir muchas puertas a quienes se gradúan y van ingresando a la fuerza laboral del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.