Washington, 26 dic (EFE News).- Al menos 38 personas han muerto estos últimos días por causas relacionadas con la gélida tormenta Elliot, que ha afectado a gran parte del país con fuerte nevadas, bajas temperaturas y vientos huracanados, según la cadena estadounidense CBS.

La cadena CNN cifra el número de fallecidos por las inclemencias del tiempo en 37, mientras cientos de miles de ciudadanos se quedaron sin electricidad durante la Navidad.

Millones de personas tuvieron que refugiarse de una severa helada durante la noche y la madrugada para capear la gélida tormenta que se apoderó de gran parte de los Estados Unidos, atrapando a algunos residentes dentro de las casas con grandes acumulaciones de nieve, describió la CBS.

El alcance de la tormenta ha sido casi sin precedentes, extendiéndose desde los Grandes Lagos, cerca de Canadá, hasta el Río Grande a lo largo de la frontera con México.

Alrededor del 60 % de la población de EE. UU. se enfrentó a algún tipo de aviso o advertencia relacionado con el clima invernal, y las temperaturas cayeron drásticamente por debajo de lo normal desde el este de las Montañas Rocosas hasta las Apalaches, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Miles de vuelos estadounidenses fueron cancelados el sábado y casi 3.000 hasta el domingo por la noche, según el sitio de seguimiento FlightAware citado por la CBS.

Este lunes, se reportan al menos 25 fallecidos en Búfalo, New York, en donde la tormenta fue peor. Se registraron al menos 43″ de nieve, colapasando carreteras, y hasta el aeropuerto que tuvo que ser cerrado.

Los muertos fueron encontrados en vehículos, en domicilios y en la calle, informaron las autoridades del condado de Erie.

En Kentucky el Gobernador Beshear reportaba hasta el día viernes 23, al menos 3 muertos. Una persona falleció en un accidente de auto en el oeste del estado, una más en Louisville probablemente por no tener vivienda segura, y un tercer fallecido fue reportado sin dar mayores detalles.

También ha habido fallecimientos por accidentes o por el frío en Kansas, Misuri, Vermont, Colorado, Ohio y Wisconsin, según la prensa local.

Elliot se desplazaba lentamente este domingo hacia el este mientras se debilitaba, aunque las temperaturas permanecen gélidas y menores a las habituales en el este, centro y sur del país.

Este lunes en el sur-centro del país, incluyendo el sur de Indiana, Misouri, Kentucky y parte de Tennessee, se espera nieve adicional de hasta pulgada y media. La temperatura permanecerá muy baja, pero se espera que a partir del martes una onda cálida comience a ingresar a la región. Hacia el fin de semana del Año Nuevo se esperan temperaturas de 60ºF. EFE News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *