El auge y caída de Tiktok Now, la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk, y la aparición de alternativas como BeReal o Mastodon abren todo un escenario de incertidumbre y novedades en las RRSS que incluye las opciones de pago.

Que las redes sociales son el futuro es cosa del pasado: porque ya son, inevitablemente, el presente. Imprescindibles para cada vez más personas, integradas tanto en ordenadores como en teléfonos inteligentes, se están convirtiendo ya no solo en una herramienta de comunicación, sino de información y ocio.
Sin embargo, lo que antes convencía a muchos usuarios, ahora es sustituido por otros formatos. Y tan pronto una red social puede ser la que manda como verse reemplazada por otra. Así, muchas de ellas tratan de innovar para evitar las fugas de usuarios y atraer a los nuevos.


El auge de lo real
Las redes sociales han traído consigo muchas cosas. Una de ellas, ha sido el tan señalado “postureo”, ya que en estas plataformas los usuarios solo compartimos lo que queremos que los demás vean, y el uso de filtros que alteran la apariencia ha sido altamente criticados.
Quizá por eso ha sido fácil que alternativas que prometen un contenido más auténtico y natural hayan entrado pisando fuerte, sobre todo este último año, y todo apunta a que seguirán creciendo a lo largo de 2023.


Es el caso de BeReal, una red social que, si bien surgió en 2020, ha sido en 2022 cuando ha crecido en popularidad. Su funcionamiento es muy diferente al de otras aplicaciones, ya que solo permite publicar una vez al día.

La naturalidad gana terreno a los filtros: el auge de BeReal ha hecho a Tiktok e Instagram apostar por opciones en las que las imágenes sean auténticas, espontáneas y sin retoques.


El usuario tiene dos minutos para hacer la publicación, y el momento en el que la “app” avisa diariamente para hacerlo es distinto cada día. Además, la imagen a compartir debe ser espontánea, sin retoques, mostrando lo que se está haciendo en ese momento.
Ante la gran acogida reciente de esta propuesta, grandes redes sociales han sacado sus alternativas para competir. La más famosa de ellas es Tiktok Now, perteneciente a la gigantesca red social china TikTok, que incluso llegó a ofrecer a los usuarios dinero a cambio de descargarse y usar la aplicación.

Grandes redes sociales han sacado sus alternativas para competir. La más famosa de ellas es Tiktok Now, perteneciente a la gigantesca red social china TikTok, que incluso llegó a ofrecer a los usuarios dinero a cambio de descargarse y usar la aplicación.EFE/EPA/HAYOUNG JEON


Sin embargo, a pesar de que con esa campaña lograron un crecimiento notable de usuarios, la aplicación ha caído en el olvido a las pocas semanas, incapaz de destronar a BeReal definitivamente.
Ahora, es Instagram la red social que está probando una funcionalidad similar, las “Historias Sinceras” o “Candid Stories”, una opción implementada dentro de las “stories” de Instagram en la que ofrecen una doble cámara con la que compartir una instantánea sin filtros de lo que se esté haciendo en el momento diario en el que Instagram avise.

Vista de la sede de Twitter en San Francisco, California, EE. UU., 18 de noviembre de 2022. EFE/EPA/GEORGE NIKITIN

Alternativas a Twitter
Si hay una red social que ahora mismo está en el punto de mira, esa es Twitter. Desde que Elon Musk se pusiera al frente de la plataforma del pajarito azul, las noticias y polémicas se han sucedido una tras otra.
El consejero delegado de SpaceX y Tesla se hizo con la red social por la suma de 44.000 de dólares y tenía un plan para rentabilizarla de aquí a 2028. Sin embargo, ha comenzado pisando fuerte con el despido de 3.700 empleados.
La verificación de pago que provocó una avalancha de cuentas falsas, la prohibición de tuitear enlaces a otras redes sociales (medida para la Twitter dio marcha atrás ante la mala recepción), o la nueva funcionalidad que muestra cuántas veces se ha visto un tuit no han tenido una buena acogida.
El propio Elon Musk hizo una encuesta en Twitter preguntando a los usuarios si querían que siguiera al frente de la compañía, asegurando que “tendría en cuenta los resultados”. Tras más de 17 millones de votos ganó el “no” por el 57,5% de los votos (unos 10 millones).
Musk tuiteó entonces, entre otras cosas que, “como dice el refrán, cuidado con lo que deseas, porque podría hacerse realidad”. Y añadió: “¡renunciaré como CEO en cuanto encuentre a alguien lo bastante ingenuo como para aceptar el cargo! A partir de entonces, solo dirigiré los departamentos de software y servidores”.

Si hay una red social que ahora mismo está en el punto de mira, esa es Twitter. Desde que Elon Musk se pusiera al frente de la plataforma del pajarito azul, las noticias y polémicas se han sucedido una tras otra. EFE/EPA/Carina Johansen.

“Dimitiré como CEO de Twitter nada más encuentre a alguien tan inocente como para aceptar el puesto”, aseguró Elon Musk en un tuit, después de que más de 10 millones de usuarios votasen en contra de que siguiera al frente de la red social en una encuesta que él mismo tuiteó.

Ante esta situación, no es de extrañar que hayan surgido nuevas alternativas a Twitter. La más sonada de ellas es Mastodon, una plataforma libre y descentralizada que entre octubre y noviembre (justo al tiempo que Musk asumía el liderazgo de Twitter), ha pasado de unos 300.000 usuarios activos mensualmente a 2,5 millones.
Otras alternativas son Hive, Minds, Reddit o Plurk. Además, Instagram ha implementado la funcionalidad de “Notas”, disponible en la bandeja de mensajes de los usuarios y que les permite compartir mensajes de unos 60 caracteres.


Pagar por socializar
Sea como sea, está claro que las redes sociales están ante un futuro de incertidumbre sobre lo que funcionará próximamente. Ante este escenario, son varias las que van más allá en busca de la rentabilidad implementando suscripciones mensuales y otras opciones de pago.
Algunas están diseñadas para que los usuarios apoyen a sus creadores de contenido favoritos de una determinada plataforma, mientras que otras ofrecen directamente beneficios al usuario en una red social concreta.
Este es el caso de Twitter, con Twitter Blue, que además del verificado azul ofrecerá menos anuncios, tuits de hasta 4.000 caracteres, vídeos en 1080p, iconos personalizados, temas, carpetas de elementos guardados o la posibilidad de editar tuits.
Pero la plataforma de Musk no es la única. Tiktok se ha inspirado en Twitch para su modalidad de suscripción mensual con la que apoyar a creadores de contenido en TikTok Live, con iconos de suscriptor entre otras recompensas.
Además, en Meta tanto Facebook como Instagram están implementando opciones de pago. La primera funciona por invitación y permite al usuario acceder a contenido exclusivo para fans. La segunda, en fase de pruebas, permitirá también a los seguidores acceder a publicaciones privadas del influencer al que decidan apoyar.

Personas conectadas a las redes sociales.


Por su parte, Tumblr permite acceder a contenido exclusivo de un creador solo para suscriptores. Y Snapchat+ ofrece iconos personalizados y novedades para los bitmoji, además de funcionalidades que permiten ver que usuarios vuelven a ver las “stories” publicadas.
Así, el terreno en redes sociales está cada vez más competido, pero todavía está por ver cómo reaccionan los usuarios ante tantas novedades de las viejas redes y la aparición de nuevas propuestas.
Por Nora Cifuentes.
EFE / Reportajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *