Foto cortesía FC Tulsa

Cuando el FC Tulsa visitó Louisville, los Morados se llevaron la victoria de 3 a 2 en un juego importante en el que demostraron su dominio y su liderato.

Pero el sábado de visita en Oklahoma, Tulsa ganó de igual forma 3 a 2 y demostrando un buen nivel de fútbol a pesar de ir varios puntos debajo en el tablero.

El partido hizo tambalear a Louisville, pues en la primer mitad del encuentro el resultado marcaba 3 a 0 a favor de Tulsa y ya olía goleada.

La victoria de Oklahoma le puso fin a la racha invicta de Louisville de cinco partidos con los que había subido al segundo puesto del tablero.

El entrenador Danny Cruz dijo que el partido fue frustrante al conceder tres goles. Nos hacen falta goles y eso es algo en lo que tengo que mejorar pero mejoraremos, dice Cruz.

Fue un partido inaceptable considerando la racha y record victorioso de Louisville, pues en la primera mitad tres goles en contra prácticamente sellaron el resultado del final del encuentro.

El segundo tiempo fue distinto pero no suficiente para lograr aunque sea recuperar un punto.

En el tiempo de recuperación del primer tiempo Louisville logra descontar gracias a Kyle Greig y Brian Ownby. Greig anotó su tercer gol en dos partidos, y Ownby registró su cuarta asistencia a gol en tres partidos.

En el minuto 61’, Louisville se mete de nuevo a pelear el resultado. Charpie hace pase largo hacia Cameron quien anota su sexto gol de la temporada.

Con las esperanzas puestas, Louisville peleó hasta el final por lograr un empate pero el tiempo reglamentario y los seis minutos de recuperación adicional, no le alcanzó a los Morados.

La que pudo haber sido una goleada contra Louisville al menos debe servir para despertarse y no confiarse por que en el fútbol todo es posible. De esa forma FC Tulsa se lleva tres puntos y sube a tercer lugar del tablero. Recordemos que los primeros cuatro pasan a la siguiente fase en octubre.

No llegamos con la mentalidad correcta y tuvimos que pagar por ello. Para nuestros estándares, eso no fue suficiente, dijo Charpie. Aunque respondimos bien la segunda mitad, el tener tres goles en contra es algo muy difícil de vencer. Tenemos que ver al espejo, ser honestos y reconocer los errores tanto individuales como de equipo que cometimos.

Este miércoles 14, los Morados regresan a casa a confrontar al Oklahoma Energy, quienes llegan de empatar con Indy Eleven 1-1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.