Corona Covid-19 virus mutation concept. Macro coronavirus. Omicron variant. Global pandemic crises. 3D rendering.

Por April Rickert | WFPL

Los líderes hospitalarios del área de Louisville dicen que podrían pasar varias semanas antes de que sepan lo que significa la nueva variante omicron de COVID-19 para la pandemia, pero están preparados para responder según sea necesario.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue notificada el 24 de noviembre del primer caso de la variante, detectado en Sudáfrica por una muestra tomada dos semanas antes.

La OMS ha considerado al omicron como una «variante preocupante» en parte porque la evidencia preliminar muestra que la mutación podría conducir a una reinfección. Pero se están realizando pruebas para determinar cómo puede afectar la transmisibilidad, la gravedad de la enfermedad o la eficacia de las vacunas actuales.

«Es una gran incógnita en este momento, y creo que ese es el mayor problema que tenemos con esta variante», dijo Dr. Jason Smith, director médico de U of L Health, durante una conferencia de prensa el lunes.

Dr. Steven Hester, director médico del sistema Norton Healthcare, tuvo una conferencia de prensa separada el lunes por la mañana. Tanto él como Smith informaron de un aumento en las hospitalizaciones por COVID-19 durante la semana pasada, pero dicen que no es probable que el aumento se deba al omicron, que aún no se ha detectado en los EE. UU.

Hasta el lunes, había alrededor de 100 personas en Norton con COVID, incluidas 29 en la UCI y 11 con ventiladores. En U of L Health, había 68 pacientes con COVID, 21 en la UCI y siete en ventiladores.

Smith dijo que los casos más recientes a medida que la variante delta ha surgido en los EE. UU. han sido personas más jóvenes que las afectadas por primera vez al comienzo de la pandemia.

Estas personas más jóvenes, dijo, tienen menos probabilidades de morir a causa de la enfermedad, aunque puede suceder, y más probabilidades de sufrir complicaciones a largo plazo.

Dijo que si tiene resistencia a las vacunas, «mi mayor preocupación es que encuentre su camino de regreso a la población de mayor edad», dijo.

Ambos médicos también instan a los residentes a continuar lavándose las manos, usando una máscara, observando el distanciamiento social y recibiendo vacunas y refuerzos para ayudar a mitigar la pandemia en curso. Informan que entre el 90% y el 95% de los hospitalizados con COVID no han sido completamente vacunados.

«Lo más importante que puedo decir de todo es que con todas las variantes, es más probable que afecte a las que no están vacunadas», dijo Hester.

«Y esa será una pieza clave de esto: recibir una vacuna, recibir un refuerzo para asegurarse de que se está protegiendo».

Los médicos también dicen que sus equipos están preparados para adaptarse y mover recursos si la nueva variante resulta tener características más peligrosas que la variante delta altamente transmisible.

«A lo largo de esta pandemia, una de las cosas que hemos aprendido más que nada es que el cambio es importante», dijo Hester. Espera tener más información sobre omicron a medida que los líderes internacionales en salud realicen más pruebas.

«No hay muchos datos al respecto, por lo que es realmente una señal de advertencia temprana decir que creemos que está surgiendo algo que es motivo de preocupación», dijo Hester sobre la designación de la OMS. «Asegurémonos de analizar todas las cosas que son necesarias para estar mejor preparados».

This article is possible thanks to the collaboration between WFPL news and Al Dia en America to provide Spanish language content. Este artículo es posible gracias a la colaboración entre Al Día en América y WFPL news. Sepa más en 89.3 FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *