photo.stock.

Es posible que pronto haya más espacio para vehículos siniestrados en el sobrecargado lote de remolques de la ciudad. Una ordenanza aprobada recientemente por el Consejo Metropolitano de Louisville podría eliminar las tarifas de recuperación durante ciertos períodos de amnistía.

El Departamento de Policía Metropolitana de Louisville, LMPD, actualmente tiene un lote de vehículos incautados en 1487 Frankfort Avenue. Durante años, el lote se ha llenado cada vez más. Actualmente hay 2.700 vehículos allí, a pesar de que el lote solo tiene capacidad para un máximo de 1.700 vehículos.

La falta de espacio en el lote ha provocado que los vehículos discapacitados se amontonen en las calles de la ciudad y en los barrios residenciales. Un automóvil abandonado en Eastern Parkway se convirtió recientemente en una obra de «arte callejero».

El miembro del Consejo Metropolitano del Distrito 9, Bill Hollander, un demócrata, fue uno de los patrocinadores de la ordenanza de amnistía. Dijo que el año pasado el consejo asignó fondos para comprar terrenos para un nuevo lote de remolques, pero los funcionarios no han podido encontrar una propiedad adecuada.

“Si bien ciertamente estamos sacando autos del lote de remolques, estamos teniendo subastas exitosas en este momento, estamos desechando vehículos, seguimos teniendo autos entrando a un ritmo más rápido de lo que podemos sacarlos”, dijo Hollander. «Entonces, la idea es tener un período de tiempo en el que podría haber una amnistía y se podrían renunciar a las tarifas».

Cuando alguien va al lote de incautación de la ciudad para recoger un vehículo, debe pagar tarifas: una tarifa de remolque de $ 85 para la mayoría de los vehículos y una tarifa de almacenamiento de $ 10 por cada uno de los primeros siete días. A las personas se les cobra $ 5 por día por cada día después de la primera semana.

Según la ordenanza, LMPD puede solicitar un período de amnistía en el que las personas pueden recoger sus vehículos de forma gratuita. El período puede ser por cualquier período de tiempo, hasta 30 días en un año calendario.

«No creo que esto vaya a ser el fin y la solución total a nuestra incapacidad para sacar los autos de la calle», dijo Hollander. «Pero si esto saca algunos autos de la calle, entonces creo que vale la pena hacerlo».

Los vehículos que fueron remolcados con una bota, pintados con graffiti o arrojados ilegalmente no serán elegibles para la amnistía de tarifas. Si un vehículo se sentó en una carretera recogiendo multas de estacionamiento antes de ser remolcado, el propietario seguirá siendo responsable de pagar las multas.

Para los vehículos robados, el propietario legítimo ahora tendrá 21 días para recoger su automóvil del lote de incautados de forma gratuita. El vehículo comenzaría a acumular tarifas después de ese tiempo.

Tanto Hollander como Nicole George, miembro del Consejo Metropolitano del Distrito 21, demócrata y copatrocinadora de la ordenanza, aludieron a otras iniciativas que la administración del alcalde Greg Fischer propondrá para aliviar el hacinamiento en el lote de remolque. No proporcionaron detalles.

La mayor Emily McKinley, de la división de servicios administrativos de LMPD, le dijo al Comité de Seguridad Pública del Consejo Metropolitano a principios de este mes que el departamento apoya la ordenanza de amnistía.

McKinley dijo que LMPD también ha estado explorando otras opciones para sacar los autos del lote.

«Hemos mejorado nuestras comunicaciones con las compañías de seguros, tratando de que las compañías de seguros se den cuenta de que estos vehículos están en nuestro lote y que los saquen», dijo. “Conseguimos un nuevo contrato de subastador en las últimas dos semanas. Comenzamos a subastar varios cientos de vehículos cada mes a través de una subasta en línea».

McKinley dijo que el LMPD actualmente tiene poco personal de operadores de grúas civiles que traen vehículos abandonados al lote de incautación. Ella dijo que actualmente mantienen abiertas las solicitudes para puestos de conductor continuamente, y el departamento planea examinar su contrato con los conductores para intentar aumentar el salario inicial.

Este artículo es posible gracias a la colaboración entre Al Día en América y WFPL news para proveer contenidos en español. Sepa más en el 89.3 FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *