(EFE).- El excesivo calor afecta de nuevo este martes a gran parte de Estados Unidos con temperaturas por encima de los 93 Fahrenheit (34 grados Celsius) de costa a costa, y de hasta 111º Fahrenheit (44 grados celsious) en el sur y centro del país, según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en inglés).

Gráfica del servicio metereológico de los Estados Unidos.

Los meteorólogos pronosticaron temperaturas por encima de los 38 grados Celsius (100 Fahrenheit) en las planicies centrales y del sur, incluido el sudoeste y áreas del interior de California.

«El calor peligroso continuará durante la mitad de la semana», advirtió el NWS. 

Kentucky

En Kentucky el servicio metereológico emitió un aviso de calor urgente que cobra efecto desde el medio día del miércoles 20 de julio. Se espera que el índice de calor alcance 107º Farenheit, afectando todo el sur de Indiana y la parte norte y centro, noroeste y sur centro de Kentucky.

Las áreas afectadas incluye a los condados de Jefferson,Orange, Washinton, Scott, Dubois, Crawford, Perry, Harrison, Floyd, Clark, Hancock, Breckinrdige, Meade, Ohio, Grayson, Harding, Bullit, Spencer, Nelson, Larue, Butler, Edmonson, Hart, Greeen, Logan, Warren, Simpson, Allen, Barren, Monroe y Metcalfe.

MEDIDAS DE PRECAUCIÓN/PREPARACIÓN…

Beba muchos líquidos, quédese en una habitación con aire acondicionado, permanezca fuera del sol, y vigile a parientes y vecinos.
Los niños y las mascotas nunca deben dejarse desatendidos en los vehículos
bajo cualquier circunstancia.

La advertencia o aviso de calor de carácter urgente, significa que se anuncia un período de altas temperaturas.
La combinación de altas temperaturas y alta humedad crean una situación en la que las enfermedades causadas por el calor pueden suceder y enfermar a las personas que tienen condiciones de salud delicadas.

Tome precauciones adicionales si trabaja o pasa tiempo al aire libre. Cuando sea posible, reprograme las actividades extenuantes para temprano en la mañana o por la tarde. Use ropa ligera y holgada cuando le sea posible.

Para reducir el riesgo durante el trabajo al aire libre, la Oficina de Seguridad Ocupacional y
La Administración de Salud recomienda programar descansos frecuentes
en ambientes sombreados o con aire acondicionado. Cualquier persona afectada por el calor
debe trasladarse a un lugar fresco y sombreado. La insolación (trastorno cerebral causado por la exposición prolongada a los rayos del sol), y golpe de calor son una emergencia. Llame al 911.

En Oklahoma City se espera que la temperatura alcance cerca de 44 Celsius (111 Fahrenheit), una marca sin precedentes exacerbando lo que ya ha sido una sequía histórica y un verano con calores por encima del promedio.

Para desazón de los residentes en Oklahoma, los meteorólogos vaticinan que el estado seguirá experimentando temperaturas por encima de los 38 Celsius durante el resto de julio y en agosto.

Vivek Mahale, meteorólogo del NWS en Norman, dijo al diario The Oklahoman que los pronósticos no son exactos pero en algunas partes del estado el mercurio podría subir hasta los 45 Celsius, (113 F).

Por su parte San Antonio, en Texas, marca hoy 40 días en lo que va del año con temperaturas por encima de los 38 Celsius y el meteorólogo Brad Sowder, de la estación local de televisión de la Red Fox, dijo que «no hay alivio a la vista y seguiremos acalorados y secos por el resto de la semana».

Otros sitios con pronósticos de temperatura por encima de los 38 Celsius incluyen Dallas y Houston, en Texas; Little Rock, en Arkansas, y Las Vegas, en Nevada. 

Por otro lado, en porciones del Medio oeste, de los Grandes lagos y el Valle del Ohio se esperan fuertes tormentas. EFE 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.