Louisville, Ky

El nombre de Sophia Rosing, de 22 años, se colocó en el centro de la controversia durante esta semana, luego de que un video que se hizo viral en redes sociales registró el momento en que ella, que cursaba el último año, profiere insultos racistas e intenta golpear a Kylah Spring, una estudiante de raza negra de primer año.

Los incidentes y el arresto de Sophia Rosling ocurrieron en la madrugada del domingo 7 de noviembre en la residencia estudiantil de la Universidad de Kentucky, en el campus de Lexington. 

De acuerdo con los testimonios de los testigos y los reportes policiales, Rosing llegó a la residencia de la universidad en aparente estado de ebriedad. 

Estudiante de la Universidad de Kentucky, Sophia Rosing ha sido arrestada por atacar y repetidamente insultar con palabras racistas a otra estudiante trabajadora de la universidad.Es un vil ataque racista! necesita ser acusada con un CRIMEN DE ODIO además de los cargos que ya encara. Dijo el conocido abogado Ben Crum.

Señalaron que cuando Kylah Spring, quien aquella noche se encontraba trabajando en la recepción, intentó ayudarla, Rosing reaccionó con violencia e insultos discriminatorios. 

Una de las estudiantes que llegó en ese momento sacó su teléfono y comenzó a grabar el altercado. Luego, otros hicieron lo mismo y en pocos minutos se difundió en las redes sociales. 

Incluso cuando llegó la Policía y la arrestó, Sophia Rosing agredió a un agente y siguió expresándose con insultos racistas.

Los videos se difundieron y provocaron el rechazo de la comunidad universitaria y abrieron una intensa discusión sobre el racismo persistente no solo en las aulas de la Universidad de Kentucky, sino en más establecimientos educativos de todo Estados Unidos. 

Photo by: Fayette County Detention Center

La joven fue liberada luego de pagar una fianza de 10.000 dólares, pero enfrenta cargos por intoxicación pública, asalto en tercer grado a un oficial de policía, asalto en cuarto grado y alteración del orden público en segundo grado. La audiencia preliminar está prevista para el próximo 15 de noviembre. 

Las reacciones

El presidente de la Universidad de Kentucky, Eli Capilouto, emitió un comunicado horas después de que se desató el escándalo, en el que reconoció “un incidente de violencia, insultos raciales y lenguaje ofensivo en una de nuestras residencias universitarias” e identificó como una de las víctimas a la estudiante que trabajaba en el turno de la noche en la recepción, de quien destacó su “profesionalismo, moderación y discreción”, pues no respondió con violencia, pese a ser agredida.  

Indicó que la Oficina de Conducta Estudiantil inició una investigación interna y que conforme se sepan nuevos detalles se informará a la comunidad universitaria.

Sin embargo, el miércoles 9 de noviembre, Eli Capilouto hizo un nuevo anuncio oficial: la decisión de expulsar definitivamente a Sophie Rosing como estudiante de la Universidad de Kentucky.

“La señorita Rosing ya no es estudiante en la Universidad de Kentucky. A las pocas horas de enterarnos de este incidente, la suspendimos de forma provisional, una medida que le prohibió la entrada al campus durante nuestra investigación. También he determinado que ella no será elegible para volver a inscribirse como estudiante. Está permanentemente prohibida en el campus.

En una marcha en contra del racismo convocada por los estudiantes, Kylah Spring tomó el micrófono para dirigirse a sus compañeros y condenó el incidente.

“No romperás mi espíritu y serás responsable por tus acciones”, dijo, en referencia a Rosling.

El abogado de Rosing, Fred Peters, dijo el lunes 7 de noviembre, tras la primera comparecencia por el caso, que los padres de la joven se mostraron sorprendidos y que su hija “nunca antes había actuado así”.

En redes, Sophia Rosling se disculpó y señaló que debe empezar a rehacer su vida.

“Estoy en privado en todas mis redes sociales y buscando terapia. Personas de todo el mundo me desean cosas horribles (…) Me he acercado a las (familias) de las personas a las que lastimé y donaré el resto de mis ahorros escolares para enmendar el dolor que causé. Estoy empezando desde cero, solo quiero que la vida vuelva a ser normal”, escribió la Rosling, según lo reseña el Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *