Louisville KY,- Los defensores quieren que los legisladores se comprometan con más de $300 millones del Fondo Fiduciario de Recuperación de Acción de Emergencia para Viviendas Asequibles o «AHEART».

Más de 800 residentes del este de Kentucky permanecen alojados temporalmente en parques estatales y casas rodantes después de las inundaciones del verano pasado.

Maggie Riden, directora de defensa del grupo FAHE, que brinda servicios de préstamo en la región de los Apalaches, dijo que el estado ha llegado a un punto de inflexión en materia de vivienda.

«Kentucky, como muchos estados de la región de los Apalaches, tiene un stock de viviendas envejecido», dijo Riden. «Muchas casas se construyeron mucho antes de la década de 1970. Entonces, estamos hablando de casas que necesitan reparaciones y mantenimiento sustanciales».

A nivel nacional 1 de cada 7 pagaron más de la mitad de sus ingresos en vivienda en el 2020, de acuerdo a un reporte de la Universidad de Harvard y el Centro para Estudios de la Vivienda (foto Stockadobe).

Agregó que los fondos de AHEART se utilizarían para construir o rehabilitar 1500 viviendas nuevas.

Un informe publicado el año pasado por la Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios para la Vivienda , comúnmente conocida como Freddie Mac, encontró que, en todo el país, a las comunidades les faltan más de 3 millones de unidades de vivienda, frente a los 2.5 millones en 2018.

Riden señaló que el estado está sentado en un superávit presupuestario sustancial y un fondo de emergencia, y dijo que usar ese dinero para construir viviendas disminuirá la presión de futuros desastres, manteniendo a más familias de Kentucky en viviendas seguras y de calidad.

«Entonces», dijo Riden, «¿cómo estamos obteniendo recursos, recursos estatales en el terreno que sean flexibles y que puedan sacar a las personas de viviendas o refugios temporales a al menos viviendas y refugios intermedios, mientras reconstruimos?»

Adrienne Bush, directora ejecutiva de la Coalición de Vivienda y Personas sin Hogar de Kentucky, dijo que el cambio climático continúa poniendo a más comunidades en la primera línea de los desastres meteorológicos, y dice que los estados deben aumentar los recursos locales para responder de inmediato, destacando la subvención del gobierno federal para la recuperación ante desastres no está autorizada de forma permanente.

Agregó que la ayuda externa de emergencia de FEMA solo llega hasta cierto punto.

«FEMA no está diseñada para que la gente se sienta completa», dijo Bush. «No está diseñado para reemplazar por completo todo lo que la gente perdió en términos de vivienda, sustento o cualquiera de sus otras necesidades. Está diseñado para producir lo mínimo en asistencia financiera».

Las investigaciones muestran que la falta de viviendas asequibles es mala para los negocios . En las 100 principales áreas metropolitanas del país, la escasez de viviendas está estancando el crecimiento económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *